Así es Daydream, la propuesta de Google para la realidad virtual

La emergente tecnología de realidad virtual aún no ha despegado realmente. Apuntaba maneras, es cierto. Estaba llamada a revolucionar la industria y el ocio electrónico, pero aún no ha cuajado en el interés de la ciudadanía a pesar de ser conscientes de sus amplias posibilidades. Una de las grandes novedades de Google en su presentación de este martes fue el casco Daydream View, de funcionamiento similar a los Gear VR de Samsung. Este dispositivo, ligero y de diseño elegante, funcionarán para determinados terminales basados en Android, incluídos, por supuesto, con la nueva familia Pixel que sustituye a los Nexus. No obstante, para sacarle partido se deberá utilizar dispositivos de altas prestaciones ya que utilizará la pantalla del móvil para ofrecer la sensación de inmersión. Arrancarán en noviembre en EE.UU. por unos 70 euros (79 dólares) con lo cual el precio será uno de los principales atractivos. Uno de los aspectos más originales es que no serán solo un mero producto, ya que vendrá acompañado de una plataforma que incluirá juegos y aplicaciones específicas, además de contar con el apoyo de los grandes compañías, desarrolladores y proveedores de contenido. Como no podía ser de otro modo, los servicios del gigante de internet se adaptarán a esta nueva perspectiva inmersiva como YouTube, Google Photos o Street View. Daydream View ofrecerá, de esta forma, contenido de realidad virtual basado en las plataformas de contenido de Google, sobretodo YouTube, todo un aliciente para consumir videos de otra manera. De hecho, una de esas primeras experiencias será «Fantastic Beasts», de la saga Harry Potter, desarrollada en asociación con el estudio Warner Bros. Otras aplicaciones contarán con la colaboración de plataformas como Netflix, HBO y Hulu, hasta un total de cincuenta para finales de año. Con un aspecto diferente al de otros productos similares -están diseñadas con tela y adaptado para el uso con gafas-, estos cascos contarán con un pequeño mando de control para ayudar al usuario en el empleo de sus tareas, ya sea jugar a videojuegos o adentrarse en experiencias de realidad virtual. De escasas dimensiones, se podrá guardar incluso en el casco y dispondrá, a su vez, de un espacio táctil al estilo de Apple TV.

La emergente tecnología de realidad virtual aún no ha despegado realmente.

Source: 

Comments

comments