El Estado Islámico, arrinconado: pierde Dabiq y se prepara para defender Mosul

La pérdida de la ciudad de Dabiq, que estaba bajo su control desde 2014, debilita al Estado Islámico, ya que esta localidad al norte de Siria era uno de sus bastiones.

El autodenominado Estado Islámico se enfrenta también a la amenaza de perder Mosul y ya ha desplegado a más de 3.500 combatientes antes de la gran batalla.

La pérdida de la ciudad de Dabiq, que estaba bajo su control desde 2014, debilita al Estado Islámico, ya que esta localidad al norte de Siria era uno de sus bastiones. El autodenominado Estado Islámico se enfrenta también a la amenaza de perder Mosul y ya ha desplegado a más de 3.500 combatientes antes de la gran batalla.

Comments

comments