La tecnología en el fútbol, ¿llega para quedarse?

DANIEL MATEO

Videoarbitraje en el Mundial de clubes

¿Se imagina el fútbol sin las polémicas que provocan los fueras de juego “por un hombro”, los ‘piscinazos’ que se traga el árbitro o los goles fantasma? Pues esa realidad está cada día más cerca.

El fútbol es un deporte de costumbres y al que le cuesta asumir cambios. No en vano, es uno de los pocos que se resisten al uso de la tecnología. Y, cuando la utiliza, no lo hace exento de polémica. El deporte rey tiene tal componente de pasión que la fría tecnología no acaba de convencer.

Sin embargo, algo está cambiando. Hace un par de años, en el Mundial de Brasil, debutó el Ojo de Halcón, que ya se utilizaba en la Premier. Fue decisión de la FIFA, y también tuvo controversia porque chocaba con la tendencia de Platini y la UEFA, partidarios de los jueces de gol. Un detector automático de goles, formado por 14 cámaras, instalado en la línea de gol de las porterías, que hizo su función en el arranque del torneo: las cámaras ‘vieron’ el gol fantasma de Benzema en el Francia-Honduras y el árbitro recibió un aviso en su reloj.

En este Mundial de Clubes se ha dado un paso más, el vídeoarbitraje o VAR (árbitro asistente de vídeo). La aplicación del vídeo para arbitrar jugadas se probó por primera vez… con muchas dudas. Hasta dos veces se aplicó en el torneo nipón y ambas en las semifinales. Una, para decretar un penalti a favor del Khasima que no había visto en primera instancia el árbitro y la otra para validar un gol de Cristiano nada claro por posible fuera de juego. Ambas tras detener el juego durante unos minutos y ante el estupor de los futbolistas.

Precisamente ellos son los más críticos con el sistema. “Es un nuevo invento que, para ser honesto, espero que no continué porque para mí no es fútbol y no me gusta. La primera impresión no es buena“, dijo el croata Luka Modric. Zinedine Zidane también aseguró que “debe mejorar, crea confusión”. Sin embargo, el presidente de FIFA, Gianni Infantino, defendió el uso de la repetición instantánea pese a las críticas, tildando de “extremadamente positivos” sus resultados.

Quizá solo sea cuestión de “paciencia”, como dijo el técnico del Madrid, pero, ¿está preparado el fútbol para rearbitrar las jugadas? “Yo creo que sí”, asegura José Antonio Martín Petón, representante y comentarista. “Se dice que el fútbol es un deporte rápido; yo prefiero que sea un poco más lento y más justo”. El agente cree ir en contra de la opinión generalizada, pero explica su posicionamiento así: “A lo mejor el Atlético de Madrid tenía una Champions porque no le metían un gol en fuera de juego por 95 centímetros“.

Según Petón, la tecnología se acabará instalando en el fútbol. No lo ha hecho hasta ahora por el miedo a los cambios. “El hombre tiende a conservar lo que tiene en todos los órdenes en la vida. Y se trata no solo de mantener la historia, sino de hacer historia para que todo mejore”.

“No vas a parar el partido por una jugada en el centro del campo, pero sí cuando es por un gol o por una jugada definitiva“. ¿Y eso no mata la esencia del fútbol? “Qué va. El fútbol tiene fuerza por sí mismo, nada va a variar eso”.

La tecnología en otros deportes

Como el fútbol, otras disciplinas ya ‘tiraron’ de tecnología para mejorar el espectáculo, depurar el margen de error o garantizar la seguridad. En todas, la técnica llegó un día y se ha instalado de forma más o menos definitiva. ¿Cómo se utilizan estos avances en otros deportes? ¿Pasará lo mismo con este nuevo sistema en el fútbol?

Tenis. Ojo de Halcón. Se utiliza para decidir sobre bolas dudosas. El sistema informático genera una imagen de la trayectoria de la pelota que puede ser utilizado por los jueces de silla. Además, el Hawk-Eye posee el atractivo de crear expectación en el público, ya que los espectadores pueden seguir la trayectoria de la bola como si de una repetición se tratara. Se utilizó por primera vez en el US Open en 2006.

Baloncesto. Instant Replay. Hace dos años, la NBA incorporó un circuito cerrado de televisión para auxiliar al árbitro en dudas como los puntos de una canasta, las faltas o la posesión.

Béisbol. Más jugadas polémicas. Un deporte acostumbrado al uso de la tecnología –lo lleva haciendo desde 2008–, vivió en 2014 su mayor revolución al respecto: la MLB, las ligas de béisbol profesional de mayor nivel de los Estados Unidos, aumentó el número de jugadas afectadas por la repetición y también dio a los entrenadores el poder de utilizar una revisión por partido.

Fórmula 1. Experimentos por doquier. En cada gran premio hay probaturas para mejorar, llegando a verse coches de seguridad virtuales, imágenes desde cualquier rincón del monoplaza y dando gran peso a la producción de televisión para que no se escape ningún detalle de las carreras y ayuden a los comisarios a la hora de poner sanciones.

DANIEL MATEO El videoarbitraje se estrena en el Mundialito no exento de polémica.Debate: ¿Debe aplicarse al fútbol para corregir errores o desvirtúa su esencia?Desde hace años, muchos deportes utilizan la tecnología para depurar fallos.ENCUESTA ¿Ves bien el uso del videoarbitraje en el fútbol?A FONDO: ¿Qué es el videoarbitraje y cómo funciona el instant replay?¿Se imagina el fútbol sin las polémicas que provocan los fueras de juego “por un hombro”, los ‘piscinazos’ que se traga el árbitro o los goles fantasma? Pues esa realidad está cada día más cerca.El fútbol es un deporte de costumbres y al que le cuesta asumir cambios.

Comments

comments