016: cómo llamar desde el móvil sin que quede registrado

La llamada desde un móvil al 016, el teléfono de ayuda contra la violencia de género, queda registrada en el terminal. En pleno siglo XXI y en un país como el nuestro, «rey» del mundo «smartphone» y donde más móviles hay por habitante, el registro de la llamada a este servicio de información y asesoramiento jurídico en materia de maltrato es un tema aún pendiente pero que, por suerte, tiene los días contados gracias a la tecnología. Cabe reseñar que no ha sido precisamente un gigante tecnológico quien ha ofrecido la solución para eliminar una llamada de tal magnitud en el terminal de cualquier mujer maltratada. Esta vez, el fabricante español BQ ha liderado la solución tecnológica que, de momento, estudian adoptar grandes compañías como Huawei o Samsung. Cabe recordar que fue el pasado mes de marzo cuando el Gobierno y compañías telefónicas acordaron implantar medidas -la mayoría por determinar- que eliminasen del «smartphone» la llamada al 016. Pero, ¿en qué consiste esta «mágica» solución? ¿Cómo se implementa? ¿Qué tienen que hacer los usuarios afectados? ¿Es solo apta para los terminales BQ? Vamos por partes. A pesar de que la información publicada a lo largo de este tiempo apuntaba a una aplicación como solución tecnológica, no es así. Evidentemente, una aplicación que borrase el 016 del registro de llamadas sería visible en el terminal de cualquier víctima, que tendría que descargársela desde las tiendas oficiales de los sistemas operativos, como la Play Store o la App Store. En realidad, la clave para que el móvil no guarde esa llamada está en el sistema operativo del terminal, tal y como ha explicado BQ a ABC. «Se trata una modificación en el software que permite que el número 016 no se guarde en la base de datos del teléfono y, por tanto, no se refleje en el historial de llamadas del teléfono. Esta no deja rastro y es como si nunca se hubiera realizado», explica Laura Desviat, Directora de Comunicación y Marketing de BQ, a este diario. Por tanto, la solución ideada por la compañía española afecta a Android. La «solución invisible» de BQ para el agresor Para que las víctimas de la violencia de género puedan ponerse en contacto con este servicio de atención telefónica sin que su «smartphone» deje rastro, tan solo tendrán que actualizar el sistema operativo de Google. Sin embargo, aquí intervienen las marcas y, en este caso, la solución está implantada en varios de los terminales de BQ pero en ninguno más que funcione con Android, ya sea Samsung, Nokia, LG o Huawei, las otras cuatro compañías interesadas en adoptar una solución, tal y como mostraron en la reunión con el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, hace más de un mes. La compañía española, al ser la primera en idear la solución, ya la ha puesto en marcha «en cuatro modelos de BQ: Aquaris X5 Plus, Aquaris U, Aquaris U Lite y Aquaris U Plus », afirma Desviat. Sus usuarios, por tanto, solo necesitan actualizar el sistema operativo. «El resto de dispositivos se actualizarán en los próximos meses mientras que los nuevos que salgan al mercado ya vendrán con esta funcionalidad por defecto», es decir, que el usuario ya no tendría que preocuparse ni de actualizar el Android de su terminal. Tal y como explica la Directora de Comunicación y Marketing de BQ, esta solución es «totalmente invisible para el agresor». La duda ahora es, ¿qué pasa con el resto de marcas? «Desde BQ hemos compartido con el resto de fabricantes el desarrollo que hemos realizado y el código concreto para que ellos mismos puedan incorporarlo en sus terminales», indica Laura Desviat a ABC. «Además, lo hemos subido a la plataforma Open Source de Google para compartir el conocimiento con cualquier persona que esté interesada. Al final, si liberas el conocimiento, hay más probabilidades de que otras personas puedan evolucionar la solución y aplicarla en otros campos», añade. Android es el «rey» de los sistema operativos, es decir, es el de mayor penetración en el mundo. Y en España también. Excepto iPhone, que funciona en base a iOS, el resto de fabricantes, menos los que tienen Windows Phone, funcionan con el sistema operativo de Google, que es de código abierto, gratuito y accesible a todos. Después, cada fabricante introduce su capa de personalización, de ahí que el funcionamiento de un terminal Samsung sea muy parecido, pero no igual, que un Nokia. La posición de los demás fabricantes Lo ideal es que el resto adopten ya – o hayan adoptado en este tiempo, como ha hecho BQ- una solución. Pero de momento, no lo han hecho. Desde ABC nos hemos puesto en contacto con Samsung, Huawei, Nokia y LG para conocer sus pasos. Ni Nokia ni LG se han pronunciado al respecto. Al menos, de momento. Maria Luisa Melo, Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Huawei España, ha asegurado a ABC que tras la reunión con el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, se alcanzó «un acuerdo para implantar soluciones tecnológicas» al problema y «trasladamos nuestro compromiso por encontrarlas». La compañía china asegura que trabaja en ello y «tiene estimadas varias vías de desarrollo de soluciones tecnológicas» que se adoptarán «en los próximos meses», una vez se establezca el calendario de implantación definitivo con la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, que se celebrará en las próximas semanas. Samsung, que también considera «necesario buscar una solución», ha asegurado a ABC que está «viendo cual es la mejor para el usuario» y que primero quieren «hablar con la Secretaría de Estado antes de comunicar nada». Es decir, en la actualidad, solo las víctimas de violencia de género que usen un Aquaris X5 Plus, Aquaris U, Aquaris U Lite y Aquaris U Plus pueden llamar con tranquilidad, sabiendo que la terminal no va a registrar su llamada al 016. El resto de terminales siguen siendo unos «chivatos» con dicha acción. ABC también se ha puesto en contacto con Apple, ya que los usuarios de iPhone se encuentran con la misma problemática. Sin embargo, la compañía no se ha pronunciado. «El código sólo es útil para los fabricantes con sistema operativo Android porque compartimos un sistema operativo libre», recuerda la responsable de BQ. Es decir, los de Cupertino tendrían que idear su propia y exclusiva solución.

La llamada desde un móvil al 016, el teléfono de ayuda contra la violencia de género, queda registrada en el terminal. En pleno siglo XXI y en un país como el nuestro, «rey» del mundo «smartphone» y donde más móviles hay por habitante, el registro de la llamada a este servicio de información y asesoramiento jurídico en materia de maltrato es un tema aún pendiente pero que, por suerte, tiene los días contados gracias a la tecnología. Cabe reseñar que no ha sido precisamente un gigante tecnológico quien ha ofrecido la solución para eliminar una llamada de tal magnitud en el terminal de cualquier mujer maltratada

Comments

comments