Nueve hijos, el décimo por llegar y una lista de súper descomunal

Cuando a Alexis Brett le confirmaron que estaba embarazada sospechó que su historia no variaría: sería un varón. Otro más. El décimo. Y acertó. Al parecer, la continua “producción” genética que mantiene junto a David no varía: tiene nueve hijos y todos son varones. Uno tras otro, desde hace 15 años.

Con 37 años, la mujer vive junto a su extensa familia en Inverness, Escocia. Su marido, David, conductor de tren, es el encargado de una parte de la tarea que se reparten como pueden. Por suerte, los mayores, Campbell y Harrison, colaboran en las tareas hogareñas cuando sus estudios se los permiten.

“Es espectacular tener tantos niños”, indicó la mujer en declaraciones dadas a la prensa británica, que quedó sorprendida con su historia. “Se cree que es el primer caso en el Reino Unido. La gente siempre me pregunta si busco a la niña. Pero honestamente respondo ‘no’. Estoy feliz con niño”, explica. Cuando en 1998 se conocieron, nunca creyeron que años después tendrían una familia tan numerosa. En 2002 nació el primero de la saga: Campbell. Le siguieron Harrison, Corey, Lachlan, Brodie, Brahn, Hunter, Mack y Blake.

Alexis-Brett-y-sus-10-hijos-SF-1

Campbell, Harrison, Corey, Lachlan, Brodie, Brahn y Hunter, en fila. Mack y Blake en brazos de David y Alexis (Peter Jolly)

El matrimonio está organizado: sabe que debe ir al supermercado dos veces por semana. En la primera compra gastan 200 dólares. En la segunda, 130. Los 330 dólares semanales para darles de comer significan un gasto importante en la economía del hogar, cuyos ingresos dependen del trabajo como maquinista de David.

Cada siete días, la lista de compras incluye: 8 cajas grandes de cereales; 14 hogazas de pan, 9 litros de leche, 90 bolsas de batatas fritas, 20 manzanas, 20 bananas, 1 kilogramo de pasta, 4 paquetes de galletas, 6 botellas de jugo, 2 botellas de shampoo, 1 pomo de pasta de dientes.

Pero la rutina de Alexis es la más dura: se despierta cada día a las 5:30 a. m. para comenzar con los quehaceres domésticos. Cada semana enciende la lavadora 28 veces, algunas de las cuales son a mano; ayuda a sus hijos -salvo a los mayores- a bañarse unas 80 veces a la semana. Arma 58 paquetes para los almuerzos de sus hijos para la escuela, además de ayudarlos a estudiar y educarlos. Es por eso que cuando el décimo llegue -el nombre elegido todavía no trascendió- decidirán poner fin a la continuidad familiar. La eternidad del apellido Brett parece garantizada.

Con información de Infobae.

Cuando a Alexis Brett le confirmaron que estaba embarazada sospechó que su historia no variaría: sería un varón. Otro más. El décimo.

Comments

comments