Los empleados deben desconectar de las redes sociales corporativas en su tiempo libre

EFE

  • Así lo indica el informe del Proyecto Technos que han elaborado en conjunto Cuatrecasas y Adecco.
  • Cada vez se registra un mayor número de empleados afectados por la “tecnofatiga”, señalan.
  • En Cuatrecasas recuerdan que es necesario que se llegue a una política de desconexión que respete el descanso de los empleados en su tiempo libre.
  • El texto también incide en que las empresas no deben ejercer control de las redes sociales privadas de sus empleados.

Redes sociales

Las empresas están obligadas a poner en marcha una regulación que asegure que los trabajadores desconectan en su tiempo libre de las redes sociales corporativas de la empresa, según indica el Proyecto Technos que ha elaborado Cuatrecasas y Adecco.

Durante la presentación de este informe sobre el impacto de las redes sociales en el trabajo y sus implicaciones jurídicas, el presidente de Cuatrecasas, Salvador del Rey, ha recordado la necesidad de que se llegue a una política de desconexión que respete el derecho de los trabajadores a descansar en su tiempo libre.

Influencia negativa en la productividad

A su juicio, la hiperconectividad de los trabajadores “puede influir negativamente en la productividad de las empresas”.

Del Rey ha asegurado que los avances tecnológicos han llegado al ámbito empresarial para quedarse, por lo que es necesario formar a los empleados al respecto, ya que un mal uso de las redes sociales corporativas, al ser instrumentos de trabajo, puede poner en peligro los intereses de la empresa.

Además, se ha preocupado por una posible afectación a la salud de los trabajadores, puesto que cada vez se registra un mayor número de empleados afectados por la “tecnofatiga”.

En este sentido, Del Rey ha lamentado la ausencia de una regulación legal específica que establezca los límites del uso de las redes sociales, y ha animado tanto a patronal como a sindicatos a que lleven sus propuestas a la mesa de Diálogo Social con el Gobierno.

Por otro lado, se ha incidido en el control que algunas empresas ejercen sobre las redes sociales privadas de sus empleados, hecho que según el informe se debe limitar, ya que las empresas no pueden extender su control hasta el ámbito particular de su trabajador.

EFE Así lo indica el informe del Proyecto Technos que han elaborado en conjunto Cuatrecasas y Adecco.Cada vez se registra un mayor número de empleados afectados por la “tecnofatiga”, señalan.En Cuatrecasas recuerdan que es necesario que se llegue a una política de desconexión que respete el descanso de los empleados en su tiempo libre.El texto también incide en que las empresas no deben ejercer control de las redes sociales privadas de sus empleados.Las empresas están obligadas a poner en marcha una regulación que asegure que los trabajadores desconectan en su tiempo libre de las redes sociales corporativas de la empresa, según indica el Proyecto Technos que ha elaborado Cuatrecasas y Adecco.Durante la presentación de este informe sobre el impacto de las redes sociales en el trabajo y sus implicaciones jurídicas, el presidente de Cuatrecasas, Salvador del Rey, ha recordado la necesidad de que se llegue a una política de desconexión que respete el derecho de los trabajadores a descansar en su tiempo libre.Influencia negativa en la productividadA su juicio, la hiperconectividad de los trabajadores “puede influir negativamente en la productividad de las empresas”.Del Rey ha asegurado que los avances tecnológicos han llegado al ámbito empresarial para quedarse, por lo que es necesario formar a los empleados al respecto, ya que un mal uso de las redes sociales corporativas, al ser instrumentos de trabajo, puede poner en peligro los intereses de la empresa.Además, se ha preocupado por una posible afectación a la salud de los trabajadores, puesto que cada vez se registra un mayor número de empleados afectados por la “tecnofatiga”.En este sentido, Del Rey ha lamentado la ausencia de una regulación legal específica que establezca los límites del uso de las redes sociales, y ha animado tanto a patronal como a sindicatos a que lleven sus propuestas a la mesa de Diálogo Social con el Gobierno.Por otro lado, se ha incidido en el control que algunas empresas ejercen sobre las redes sociales privadas de sus empleados, hecho que según el informe se debe limitar, ya que las empresas no pueden extender su control hasta el ámbito particular de su trabajador.

Comments

comments