Un niño de 11 años asombra usando un osito de peluche en una demostración de ‘hacking’

AGENCIAS

  • En una conferencia de ciberseguridad, el joven Reuben Paul conectó un dispositivo Raspberry Pi a su portátil y rastreó los aparatos con Bluetooth de la sala.
  • Entonces, los usó para que su peluche comenzara a grabar audio.
  • El pequeño hizo una seria advertencia sobre el internet de las cosas.

Reuben Paul

El joven Reuben Paul , un niño de 11 años de Texas, se ha convertido en la gran estrella de la One Conference 2017, un encuentro de ciberseguridad que tuvo lugar en Países Bajos y que sirvió al pequeño de escenario desde el que mandar una advertencia sobre los peligros de las nuevas tecnologías.

Paul consiguió manipular los dispositivos de los asistentes a la demostración para, a través de ellos, controlar a su osito de peluche conectado con Bluetooth y WiFi. Para lograrlo, el pequeño conectó un dispositivo Raspberry Pi a su portátil, rastreó los aparatos con Bluetooth de la sala y los usó como herramienta para que el oso grabase audio y encendiera sus luces.

El joven explicó que, con el auge del internet de las cosas, cada vez hay que ser más precavidos, ya que cualquier objeto es potencialmente un peligro, incluido un inocente peluche.

Después de la conferencia, Paul insistió en la advertencia a través de Twitter: “Fue divertido pero espero que la gente captase el mensaje: Hay que asegurar el Internet de las Cosas antes de que el Internet de los Juguetes se convierta en el Internet de las Amenazas”, escribió.

AGENCIAS En una conferencia de ciberseguridad, el joven Reuben Paul conectó un dispositivo Raspberry Pi a su portátil y rastreó los aparatos con Bluetooth de la sala.Entonces, los usó para que su peluche comenzara a grabar audio.El pequeño hizo una seria advertencia sobre el internet de las cosas.El joven Reuben Paul , un niño de 11 años de Texas, se ha convertido en la gran estrella de la One Conference 2017, un encuentro de ciberseguridad que tuvo lugar en Países Bajos y que sirvió al pequeño de escenario desde el que mandar una advertencia sobre los peligros de las nuevas tecnologías.Paul consiguió manipular los dispositivos de los asistentes a la demostración para, a través de ellos, controlar a su osito de peluche conectado con Bluetooth y WiFi. Para lograrlo, el pequeño conectó un dispositivo Raspberry Pi a su portátil, rastreó los aparatos con Bluetooth de la sala y los usó como herramienta para que el oso grabase audio y encendiera sus luces.This kid is live hacking his toy.

Read article here: 

Comments

comments