Invocar a Siri con el botón de apagado en el iPhone 8: objetivo de Apple

Cuando aparecieron los primeros rumores sobre cómo será el próximo iPhone, una de las ideas que se ha repetido con el tiempo ha sido la eliminación del botón Inicio. Un característico y circular pulsador que ha acompañado al dispositivo estrella de Apple desde sus inicios hace diez años. Pero sus funciones no desaparecerán, puesto que se trasladarán a otro lugar, a otro botón físico que sí se conservará, el de apagado. Según las informaciones de medios especializados como «9to5Mac» o «MacRumors», la firma americana sopesa derivar algunas de las principales funciones al botón físico destinado al apagado-encendido, ubicado en un marco lateral, y permitir invocar al asistente virtual Siri también desde ese lugar en el próximo modelo de iPhone, cuyo nombre aún no ha trascendido pero estará entre iPhone 7S, iPhone 8 o iPhone X. Hasta el próximo martes, fecha prevista para su presentación, no se saldrá de dudas. Con este movimiento, Siri podrá ganar peso en la experiencia de uso del dispositivo móvil estrella de la marca americana. Lo que no está del todo claro es si el software permitirá utilizar el asistente en segundo plano mientras se realizan otras tareas. Algo cercano a la forma que ha concebido Samsung en el Galaxy S8 y Bixby, su propio asistente cuyo debut ha sido muy frío por sus limitaciones y escasa disponibilidad. Siri continuará activándose por voz pronunciando las palabras mágicas «Oye Siri», con lo que demuestra ese interés de los fabricantes en lograr que la voz se asiente definitivamente en los hábitos de los usuarios. Apple también ha estado trabajando para llevar una especie de barra de funciones o el mismo «dock» de la versión para iPad al nuevo iPhone. Desde ahí, los usuarios podrán disponer de una serie de herramientas o funciones más utilizadas, agilizando de esta forma algunas tareas. Todos estos cambios responden a una estrategia iniciada por Apple, que ha transferido la responsabilidad de Siri del jefe de contenido Eddy Cue al jefe de sistemas Craig Federighi, según Reuters. Una señal que explicaría el esfuerzo de la compañía por integrar el asistente de voz de una manera más profunda y transversal en sus plataformas. Este cambio en el liderazgo de Siri se produce a medida que Apple se enfrenta a una competencia cada vez mayor para conseguir que los usuarios «hablen» con sus dispositivos: aunque Apple fue la primera gran empresa tecnológica que lanzó un asistente de voz (2011), las empresas Amazon (con Alexa), Microsoft (con Cortana) y Google (con Assistant) han pisado el acelerador de cara a atraer la atención de los consumidores. Amazon y Google han lanzado altavoces inteligentes que se activan por voz gracias a sus asistentes. Apple se ha sumado a la fiesta con su próximo HomePod, que contará con Siri. La batalla de la voz no ha hecho más que comenzar. De cara a la presentación de la próxima semana existen muchos interrogantes. Lo que más fuerza ha cobrado en las últimas semanas es la posibilidad de que Apple presente no dos sino tres versiones distintas de su nuevo iPhone, una de ellas con pantalla tecnología OLED y un panel que cubra gran parte del frontal, al estilo de los LG V30 o Samsung Galaxy S8. Un nuevo sistema de carga inalámbrica y un sistema de reconociendo facial como medida biométrica para desbloquearlo son otros aspectos que se barajan.

Cuando aparecieron los primeros rumores sobre cómo será el próximo iPhone, una de las ideas que se ha repetido con el tiempo ha sido la eliminación del botón Inicio. Un característico y circular pulsador que ha acompañado al dispositivo estrella de Apple desde sus inicios hace diez años. Pero sus funciones no desaparecerán, puesto que se trasladarán a otro lugar, a otro botón físico que sí se conservará, el de apagado

Comments

comments