La venta de música crece en España y la industria critica las versiones gratuitas de ‘streaming’

20MINUTOS.ES

  • Los soportes físicos se mantienen y se da un fuerte crecimiento del vinilo, aunque los soportes digitales siguen siendo mayoritarios.
  • La industria quiere luchar contra las versiones gratuitas de las plataformas de ‘streaming’ y potenciar las versiones ‘premium’ o de pago.

Spotify

La asociación de Productores de Música de España, Promusicae, ha publicado sus datos referentes a la venta de música en España, que resultan ser positivos, al menos durante el primer semestre del año.

“Después de la ininterrumpida sangría que el sector padeció entre 2001 y 2013, la actividad se recuperó con cifras aún moderadas en los tres siguientes años, pero durante el primer semestre de este 2017 ha experimentado un alentador crecimiento del 13,78% respecto a idéntico periodo del año anterior”, destaca Promusicae.

En concreto, los españoles invirtieron durante los seis primeros meses de 2017 un total de 83,4 millones de euros en música grabada, frente a los 73,3 millones que se habían contabilizado un año antes, según datos de la entidad.

La plataforma de productores asocia el “éxito inapelable del streaming”, el consumo online de música sin necesidad de descargar los archivos, con “estas cifras positivas”. Los ingresos por las suscripciones digitales en plataformas como Spotify, Apple Music, Google Play, Deezer, Napster o  Amazon Music Unlimited han pasado de 17,6 a 24,9 millones de euros en el semestre, lo que equivale a un 41% de incremento, según informan.

Sin embargo, Promosicae trata de enfatizar en la necesidad de que crezcan las suscripciones a las versiones premium, o sea, de pago, de esas plataformas y no en sus versiones gratuitas, que se financian con la inserción de publicidad, puesto que las primeras son más beneficiosas para los ingresos de la industria musical.

Promusicae también critica la posibilidad de que se pueda oír música a través de a través de YouTube o Vevo, plataformas gratuitas y financiadas con inserciones publicitarias y en las que los usuarios ponen vídeos musicales o audios con imagen fija de sus canciones preferidas. Este método de consumo de música ha experimentado “una significativa subida del 43,5%, al crecer de 6,5 a 9,3 millones de ingresos generados”.

El 96% de los internautas españoles visitaron el año pasado en algún momento YouTube, y, de estos, el 90% lo utilizaron para escuchar música, según consta en el Music Consumer Insight Report 2017, destaca el informe de Promusicae.

Por otro lado, es un “dato alentador” el comportamiento de las ventas de los soportes físicos. “Sus ventas ya han quedado claramente por detrás de las digitales, pero experimentan un tímido repunte de un 1% (2016 había terminado con una caída del 22%)”.

Los CD pierden dos puntos (de 22,9 a 22,4 millones en ingresos generados) aunque se vislumbra cierto optimismo de cara a la segunda parte del año ante la inminencia de lanzamientos importantes que suelen gozar de gran acogida en este soporte. Además, se confirma el auge ya no tan anecdótico del vinilo. “En esta suerte de segunda juventud, los discos a 33 revoluciones dan el estirón desde los 2,7 a los 3,7 millones en ventas: un 38% más”.

Así las cosas, se confirma el claro predominio del mercado digital frente al físico en el territorio español, una situación que se intuía en 2015 y se confirmó sin posibilidad de retorno en 2016. En estos momentos, el 67,5% de los ingresos del sector provienen de la música digital, mientras que los soportes tradicionales han de contentarse con el 32,5% restante.

20MINUTOS.ES Los soportes físicos se mantienen y se da un fuerte crecimiento del vinilo, aunque los soportes digitales siguen siendo mayoritarios.La industria quiere luchar contra las versiones gratuitas de las plataformas de ‘streaming’ y potenciar las versiones ‘premium’ o de pago.La asociación de Productores de Música de España, Promusicae, ha publicado sus datos referentes a la venta de música en España, que resultan ser positivos, al menos durante el primer semestre del año.”Después de la ininterrumpida sangría que el sector padeció entre 2001 y 2013, la actividad se recuperó con cifras aún moderadas en los tres siguientes años, pero durante el primer semestre de este 2017 ha experimentado un alentador crecimiento del 13,78% respecto a idéntico periodo del año anterior”, destaca Promusicae.En concreto, los españoles invirtieron durante los seis primeros meses de 2017 un total de 83,4 millones de euros en música grabada, frente a los 73,3 millones que se habían contabilizado un año antes, según datos de la entidad.La plataforma de productores asocia el “éxito inapelable del streaming”, el consumo online de música sin necesidad de descargar los archivos, con “estas cifras positivas”. Los ingresos por las suscripciones digitales en plataformas como Spotify, Apple Music, Google Play, Deezer, Napster o  Amazon Music Unlimited han pasado de 17,6 a 24,9 millones de euros en el semestre, lo que equivale a un 41% de incremento, según informan.Sin embargo, Promosicae trata de enfatizar en la necesidad de que crezcan las suscripciones a las versiones premium, o sea, de pago, de esas plataformas y no en sus versiones gratuitas, que se financian con la inserción de publicidad, puesto que las primeras son más beneficiosas para los ingresos de la industria musical.Promusicae también critica la posibilidad de que se pueda oír música a través de a través de YouTube o Vevo, plataformas gratuitas y financiadas con inserciones publicitarias y en las que los usuarios ponen vídeos musicales o audios con imagen fija de sus canciones preferidas. Este método de consumo de música ha experimentado “una significativa subida del 43,5%, al crecer de 6,5 a 9,3 millones de ingresos generados”.El 96% de los internautas españoles visitaron el año pasado en algún momento YouTube, y, de estos, el 90% lo utilizaron para escuchar música, según consta en el Music Consumer Insight Report 2017, destaca el informe de Promusicae.Por otro lado, es un “dato alentador” el comportamiento de las ventas de los soportes físicos.

Comments

comments