La tibia acogida de los iPhone 8 y los posibles retrasos hacen peligrar el éxito en el debut del iPhone X

Hay razones para creer que el iPhone X, nuevo terminal de la firma americana Apple y uno de los dispositivos más esperados del año, sufrirá problemas de abastecimiento. Los analistas temen que la compañía americana no logre cubrir la demanda y se produzcan atrasos, lo que podría condicionar su acogida en el mercado. Previsto para el próximo 3 de noviembre, el dispositivo móvil se encuenta en fase de producción, pero los analistas creen que únicamente habrá 2-3 millones de unidades para el lanzamiento inicial. La consultora KGI ha apuntado que la fabricación de la cámara ha sido una de las fuentes del problema, ya resuelto por el fabricante, aunque cuenta con una serie de componentes que dificultan su producción en masa como la antena y el tipo de panel escogido, una pantalla OLED que promete colores más intensos y negros más profundos. Operadores de telefonía móvil ubicados en Estados Unidos y Canadá han puestop ya el acento en las dificultades de Apple para satisfacer toda la demanda durante este tercer trimestre. La estrategia comercial puede darse de bruces contra la cruda realidad. Hay muchos consumidores que han preferido esperarse a la compra del iPhone X en lugar de los ya disponibles iPhone 8, lo que provocado que la acogida de este modelo se más débil de la esperada. Otros usuarios dudan de hacerse con uno de los dispositivos que homenajea el décimo aniversario de la llegada del producto original por el alto precio. Desde la compañía Rogers Communication, red móvil más grande de Canadá, destacan que loa demanda de los iPhone 8 y iPhone 8 Plus está siendo «anémica». Verizon, una de las mayores operadoras norteamericanas, ha advertido que las solicitudes actualmente por parte de los abonados para adquirir nuevos modelos de iPhone están siendo inferiores a otras temporadas, aunque confía en que la demanda crecerá conforme se acerce el periodo navideño. Por su parte, AT&T, proveedor de telefonía móvil estadounidense, reconoció recientemente que las actualizaciones se han reducido en casi 900.000 clientes en comparación a hace un año. «Wall Street es hipersensible a cualquier freno sobre el próximo ciclo de venta del iPhone», señala en declaraciones a Reuters Daniel Ives, jefe de estrategias en la firma de investigación de mercado GBH Insights. Desde la revista asiática «Economic Daily News» dan por hecho que Apple ha ordenado a sus proveedores que reduzcan casi un 50% la producción del iPhone 8 y el iPhone 8 Plus en los meses de noviembre y diciembre para centrarse en el iPhone X.

Hay razones para creer que el iPhone X, nuevo terminal de la firma americana Apple y uno de los dispositivos más esperados del año, sufrirá problemas de abastecimiento. Los analistas temen que la compañía americana no logre cubrir la demanda y se produzcan atrasos, lo que podría condicionar su acogida en el mercado

Comments

comments