Los GAFA, más cerca de convertirse en tu banco: ¿darías tu dinero a una tecnológica?

La digitalización del sector bancario, que ha conllevado a un nuevo ecosistema de pagos, ya es una realidad. En España, la banca tradicional, a pesar de sus reticencias en los albores, ha acabado estrechando lazos y abrazando las múltiples opciones que ofrecen las fintech, compañías digitales que ofrecen servicios financieros. La amenaza real, según avisa el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), llega desde los GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon) que de un tiempo a esta parte andan desarrollando servicios digitales financieros. Aunque todavía no es un hecho, cada vez parece más cercana la llegada de las grandes tecnológicas como entidades financieras. A priori juegan con una gran ventaja: los millones de seguidores que cuenta cada uno. «La banca tradicional sabe que la competencia va a estar en estas plataformas tecnológicas y ya se están adaptando» (José Luis Zimmermann) «La banca tradicional sabe que la competencia va a estar en estas plataformas tecnológicas y ya se están adaptando», explica a ABC José Luis Zimmermann, director general de la Asociación Española de Economía Digital. En este panorama resulta clave la nueva directiva europea de servicios de pagos (PSD2), que entrará en vigor en el próximo enero, aunque en España lo hará más tarde. Esta normativa obliga a los bancos a ofrecer los datos de sus clientes a terceras empresas, siempre y cuando el cliente acceda, lo que abriría nuevas opciones para que distintas empresas ofrezcan servicios financieros. «Van a aparecer muchos competidores de los bancos», matiza Zimmermann, y entre ellos presumiblemente estén los primeros espadas de la tecnología. Quien ya empezó a dar sus primeros pasos fue Facebook. La compañía de Mark Zuckerberg obtuvo la licencia para operar como entidad de dinero electrónico en Europa el pasado año, y desde este 2017 lo hace en España. Las transferencias por el momento son de persona a persona, pero pronto parece que va a dar nuevos pasos. Y estos vienen de la mano de la compañía líder de mensajería, Whatsapp, de su propiedad y que ya empezará a permitir enviar dinero entre usuarios en la India. Esta función se puede realizar ya en España mediante la aplicación «CashUp» de BBVA, que se adelantó el pasado mayo a lo que ahora persigue Whatsapp ofrecer. Su desembarco, y el de los millones de usuarios con los que cuenta, al mundo de las finanzas puede ser la gran amenaza para las demás entidades y, a su vez, la gran baza de Facebook. En lo que respecta al resto de compañías, Zimmermann apuesta por Amazon, junto con Apple, como la próxima que dé un paso más allá: «es lo que le falta». El director general incide en que el mundo de la financiación es un mercado muy atractivo para no caer en él. «La competencia grande va a estar en la financiación y sospecho que Amazon o Apple apuesten por convertirse en lo que conocemos hoy en día como una entidad financiera». Del mismo modo, Google amenaza por la gran masa de datos e información de la que dispone. Desde el último informe de la IEB avisan que «cuenta con talento, tecnología y capital suficiente que unido a la gran cantidad de información de los usuarios podría adentrase mejor que nadie en los servicios financieros». Además, cuenta ya con licencias bancarias en varios países del mundo, aunque en España todavía no haya dado ese paso. Garantizar la seguridad Uno de los posibles frenos para que los GAFA -Google, Apple, Facebook y Amazon- no den el salto a corto plazo es el de garantizar la seguridad de los usuarios. La sociedad se mantiene con escepticismo ante los grandes cambios digitales, y con dinero de por medio la seguridad juega un papel poco baladí. De hecho sobre Facebook, la IEB señala que «no proyecta la suficiente imagen de seguridad que requiere un proveedor financiero», característica que podría jugar muy en su contra. Sin embargo, Zimmermann no cree que la defensa de los datos y cuentas de los usuarios se convierta en una barrera para las compañías a la hora de aventurarse en el mundo financiero. «La seguridad va a ser un valor pero no creo que sea un obstáculo para que otros players entren en este mercado y creen más competencia. Seguro que vamos a ver a empresas ofreciendo financiación que antes no imaginábamos que lo fuéramos a ver», sentencia.

La digitalización del sector bancario, que ha conllevado a un nuevo ecosistema de pagos, ya es una realidad.

Comments

comments