Tim Cook, consejero delegado de Apple: «No quiero que mi sobrino esté en redes sociales»

Los datos pueden llegar a asustar. Más de dos mil millones de usuarios en Facebook. Más de trescientos millones de seguidores en Twitter. Y por el camino se quedan Instagram, Pinterest, Snapchat… un sinfín de redes sociales que han cambiado los hábitos de comunicación interpersonal pero que puede generar ciertos problemas si se abusa de las nuevas tecnologías. En pleno debate acerca de la posible influencia negativa en la sociedad de las plataformas digitales, han empezado a surgir voces autorizadas que animan, al menos, a plantear una reflexión. Una de las que se ha sumado a esta causa ha sido Tim Cook, consejero delegado de Apple, quien ha insistido en la idea de poner límites en el abuso de las nuevas tecnologías en las escuelas. «No quiero que mi sobrino esté en redes sociales», sostuvo durante una visita a Harlow College en Essex (Reino Unido), una de las setenta instituciones europeas que aplicará un programa para impartir conocimientos de programación informática dentro de los planes de estudio. Una iniciativa que contará, además, con el apoyo de tres centros españoles. Frente al auge del aula digital y la adopción de tecnologías como la tableta o el ordenador dentro de los centros educativos, Cook se posiciona a favor de inculcar conocimientos y aptitudes para sacar provecho de la innovación en lugar de utilizar por inercia dispositivos electrónicos. «No creo en el abuso de la tecnología. No soy una persona que dice que hemos logrado el éxito si los utilizas todo el tiempo», puntualiza. En su opinión, incluso en materias asistidas por equipos informáticos como el diseño «la tecnología no debe dominar». El ejecutivo de la empresa norteamericana pone algunos ejemplos al respecto. «Todavía hay conceptos de los que se necesita hablar y comprender. En una asignatura como Literatura, ¿se debería usar la tecnología? Probablemente no», sostiene. En ese sentido, Cook ha querido rescatar una situación personal. «No tengo hijos, pero tengo un sobrino al que le pongo algunos límites. Hay algunas cosas que no permitiré: no lo quiero en una red social». Según se recoge en una investigación titulada «Emotion», liderada por Jean Martin Twenge y Keith Gabrielle, la felicidad y el bienestar psicológico de los adolescentes ha disminuido exponencialmente desde 2012. Los expertos apuntan que los jóvenes que han crecido en plena revolución digital han pasando más tiempo en internet y dispositivos electrónicos que dedicados a actividades interpersonales. Recientemente, Apple ha anunciado que apoyará económicamente al Fondo Malala, una institución liderada por la ganadora del Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai que defiende el derecho de todas las niñas a 12 años de educación gratuita, segura y de calidad. con este apoyo, se espera duplicar el número de becas que concede su red Gulmakai y le permitriá extender sus programas a India y América Latina, con el objetivo inicial de ampliar las oportunidades de educación secundaria a más de 100.000 niñas.

Los datos pueden llegar a asustar.

Comments

comments