Los inquietantes perros robot de Boston Dynamics son capaces de abrir puertas y colaborar

Los avances en inteligencia artificial y robótica sorprenden cada día que pasa. Es una de las tecnologías más candentes y no hay industria que se haya resistido a sus influjos potenciales. Irá a más, sin duda, y en el futuro posiblemente la sociedad conviva con máquinas «pensantes» y autónomas antes de lo que parece. La firma especializada Boston Dynamics propiedad de SoftBank (adquirió el pasado año la compañía a Google) ha dado buena muestra de la evolución que está consiguiendo en este área. Una de sus máquinas más exitosas, SpotMini, ya es capaz de abrir una puerta gracias a su brazo robótico y articulado mejorado en su versión más actual. Este robot cuadrúpedo que se conoció hace unos meses ha evolucionado de manera automática hasta el punto de haber «aprendido» los movimientos y mecánicas para mover el pomo de una puerta con facilidad. Otro de los avances alcanzados es que también puede «hablar» y «cooperar» con otros robots de su entorno para agilizar tareas o superar, si cabe, diversos desafíos. De sus características principales hay que destacar que tiene un peso de 30 kilogramos y su batería ofrece una autonomía cercana a los 90 minutos de duración. Según se aprecia en un video compartido en YouTube, el perro-robot del fabricante estadounidense puede superar diferentes retos como si se tratase de un ser humano. Los avances en robótica suelen dar resultados muy lentamente. Un pequeño comportamiento autónomo es todo un logro obtenido a lo largo de muchas pruebas y ensayos, pero en los últimos años se está acelerando el proceso de aprendizaje gracias a los modelos basados en «machine learning» que vaticinan un importante salto en los próximos años. SpotMini, por el momento, ha podido aplicarse a diferentes tareas domésticas, superándolas con eficacia. Se le ha podido ver cómo sostiene y limpia platos, transportar mercancía sin que se le caiga, agarrar objetos con delicadeza. Una serie de habilidades que muestran el camino de un futuro plagado de robots domésticos. El robot se encuentra, sin embargo, en una fase muy embrionaria, por lo que se desconoce si contará con una versión comercial. Según las previsiones las previsiones de McKinsey Global Institute, más de 800 millones de trabajadores serán reemplazados por robots en 2030.

Los avances en inteligencia artificial y robótica sorprenden cada día que pasa. Es una de las tecnologías más candentes y no hay industria que se haya resistido a sus influjos potenciales. Irá a más, sin duda, y en el futuro posiblemente la sociedad conviva con máquinas «pensantes» y autónomas antes de lo que parece.

Comments

comments